jueves, 31 de marzo de 2011

ÉTNICA VOL. 1: RADIOGRAFÍA DE UN TIEMPO Y UN LUGAR

Ya lo he hecho antes (y lo volveré a hacer, seguro), pero no es algo que me guste practicar a menudo. No porque me crea incapaz de separar los tantos, sino porque no me siento muy cómodo hablando de las cosas de las cuales formo parte, en mayor o menor medida. Pero como mi colaboración específica en este ejemplar debut de Etnica es mínima (las cuatro páginas que ocupa la sección fija del SONASTE MANECO); y complementaria de todo el apartado periodístico de la revista, me voy a permitir esta excepción que confirme la regla.


Hunter, de Jorge Lucas, publicado en la Argentina en Bang! Nº 1


Directamente desde Valparaíso, El Capitán Chile de Cristian Díaz, el TEC

Me costó decidirme a escribir estas líneas, entre otras cosas, porque también siento que Etnica es, en cierta forma, hija dilecta del descomunal trabajo encarado por el bañadero (y amigo y hermano) Hernán Ostuni. Hablo específicamente de la enciclopédica La Historieta Latinoamericana, cuyos cuatro tomos publicados hasta el momento sirvieron para divulgar y promocionar autores y personajes pero, sobre todas las cosas, para favorecer el encuentro y el intercambio entre los artistas del continente. El mérito de Etnica es de Edixon Rodríguez, por supuesto, por imaginar la publicación y llevarla al papel respetando la medida de sus sueños, pero sin el empujoncito inicial de Hernán las cosas hubieran sido distintas.


Euri, la Cazadora de Mitos venida desde Colombia


Cisplatino, del uruguayo Diego Tapié

Más allá de la calidad de las historietas que la conforman, lo más impresionante de Etnica (al menos, para mí) es su capacidad de retratar nítidamente el instante que atraviesa la historieta latinoamericana como arte, como lenguaje, como medio de comunicación. No importa que las obras sean principalmente de género y mayoritariamente de superhéroes (Capitán Chile, Cazador -en su versión Hunter-, Euri, la Cazadora de Mitos, Ayarco, el Inca Guerrero y Cisplatino), ni que el humor haya quedado prácticamente relegado tras las distintas manifestaciones de la Aventura.


Jopo, el popular personaje del paraguayo Roberto Goiriz, también dijo presente en Etnica


Ayarco, el Inca Guerrero de Juan Carlos Silva

Lo mejor de todo es que Etnica pone en evidencia la vitalidad de las viñetas de este rincón del mundo, sin esconder los notorios desniveles que presentan las producciones de los distintos países. Como si se tratara de una radiografía de la historieta latinoamericana actual, Etnica exhibe los distintos estadíos de los cómics locales, desde la capacidad conceptual para escenificar cuestiones nacionales hasta los logros específicos de los apartados técnicos, pasando por los procesos identitarios que pueden verse en las elecciones autorales a la hora de afrontar contenidos que remiten a la constucción simbólica norteamericana y la inevitable influencia que sus discursos preponderantes derraman sobre el noveno arte.


Julián, de Joaquín Cuevas, sensible, humorística y crítica mirada sobre el racismo


Sir Holland, humor brasileño de la mano de Sandro Zamboni

Aventura, ciencia-ficción, humor, reflexiones sociales y políticas (impresionante lo de Joaquín Cuevas, a mi entender lo mejor del número), una postura asumida y hasta algunos bienvenidos toques poéticos. Etnica tiene todo esto y mucho más. La capacidad de avanzar, desentendiéndose de los límites. El piso está. La altura del techo depende de nosotros.

Fernando Ariel García

Etnica. Antología de Historietas Latinoamericanas Vol. 1. Autores: Varios. Portada: Humberto Ramos y Edgar Delgado. Director: Edixon Rodríguez. 80 páginas a color y en blanco y negro. Etnica Studio. República Bolivariana de Venezuela, agosto de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario