jueves, 2 de junio de 2016

"ATAÚD BLANCO: EL JUEGO DIABÓLICO" SE ESTRENA EN LA ARGENTINA EL 8 DE DICIEMBRE

(Información de prensa) Hay juegos que es mejor no jugar. La nueva película de Daniel de la Vega, Ataúd blanco: El juego diabólico (Argentina, 2016) se estrenará comercialmente el 8 de diciembre. Protagonizado por Julieta Cardinali (Virginia), el filme cuenta con las actuaciones de Eleonora Wexler (Angela), Fiorela Duranda (Rebeca), Rafa Ferro (Masón), Veronica Intile (Patricia), Damian Dreizik (Gaspar) y Pablo Pinto (El carpintero).


Virginia hará lo imposible para rescatar a su pequeña hija que ha sido secuestrada. Después de un grave accidente, tendrá la oportunidad de vivir un día más para intentar salvarla. En su camino enfrentará actos que la harán descubrir que hay cosas peores que la muerte... 


Ella es una madre desesperada y la pequeña Rebeca está en manos de una oscura secta, en un extraño pueblo que parece estar en el medio de la nada. En su camino se encontrará con Angela y Patricia, quienes están en su misma situación de búsqueda, y todo se volverá mucho más desquiciado, en una carrera por rescatar a sus niños. 


¿Qué deberá hacer para conseguir su objetivo? Eso es algo que va más allá de las palabras, pues en momentos extremos deberá tomar decisiones que demostrarán que tan fuerte es su alma. 



Con altas cargas de suspenso y acción, Daniel de la Vega presenta en esta ocasión una road movie de terror protagonizada por Julieta Cardinali, y con un gran reparto de reconocida trayectoria en el cine y la televisión en la Argentina. La historia fue escrita por los hermanos Adrián y Ramiro García Bogliano, autores de Sudor Frío, la película de género argentina más exitosa. Las productoras Del Toro Films y Furia Films apuestan una vez más por el cine de género latinoamericano. 


Ataúd blanco: El juego diabólico es el quinto largometraje del cineasta argentino, y esta nueva entrega marca un camino diferente para él, después de realizaciones claustrofóbicas como Necrofobia y Chronicles of the Raven


Esta vez, esfuerzos de producción más grandes fueron necesarios para contar esta historia, incluyendo locaciones más amplias (caminos polvorientos, un pueblo solitario con elementos como una estación de servicio, una carpintería, una iglesia, un cementerio, bosques). Los escenarios y la creación de escenas con alto contenido de acción como persecuciones de autos, fueron filmados en distintas locaciones de Buenos Aires.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada