viernes, 21 de octubre de 2016

"HIJA ÚNICA" SE ESTRENA EN LA ARGENTINA EL 10 DE NOVIEMBRE

(Información de prensa) Hija única, de Santiago Palavecino y protagonizada por Esmeralda Mitre, Juan Barberini, Ailin Salas, Carmela Rodríguez, Luciano Linardi, Stella Galazzi y Susana Pampin, se estrena el próximo 10 de noviembre. 


Un drama inquietante en el que una joven recuerda sus veinte años de vida. En este viaje, llega a comprender la vida de su padre, a la vez que se descubre hija de dos madres, una biológica y la otra "del corazón”. Hija Única es una película sobre los laberintos del amor y la identidad. 


En 2017, Delfina (21) regresa de Nueva York a un pequeño pueblo ribereño en la provincia de Buenos Aires. Allí visita la tumba de una mujer mayor y la de una joven que es idéntica a ella, llamada Julia. De hecho, la foto de la lápida podría ser fácilmente una foto de ella. A partir de la identidad de estos dos rostros, la joven viva y la muerta, una serie de recuerdos se despliegan: algunos recuerdos de la infancia de Delfina, otros de su padre Juan. Juan, a los 25 años, descubre que es hijo de desaparecidos. Mientras lleva a cabo el proceso de descubrir su verdadera identidad, conoce a Julia, joven de la que se enamora y quien trágicamente muere en un accidente. 


Muchos años más tarde, Juan está casado con otra mujer, Berenice, y tiene una hija llamada Delfina. Sin embargo, el amor del pasado vuelve a colarse en su vida: hay varios indicios de que su hija podría estar relacionada con Julia, como si de alguna manera, su sangre hubiese transmitido la huella de ese primer amor. 


Tras el laberinto de estos recuerdos, donde el pasado y el presente se cruzan, podemos armar un rompecabezas cuya imagen final será una hipótesis casi sobrenatural, tan inquietante como esperanzadora: el amor del pasado deja sus huellas sobre nosotros, tan profundamente que nuestros hijos las heredan, hijos que pueden tener varios padres. En el caso de Delfina, ella es la única hija de dos madres, una biológica y otra que murió antes de que naciera. 


"En la Argentina -cuenta Palavecino- es común el uso de la expresión 'hijos (o padres) del corazón' para referirse a alguien que está muy cerca, aunque no relacionado por la sangre. Hija Única imagina un futuro en el que este término no sería solo una metáfora. Me fascina la idea de cuestionar seriamente la noción de identidad, colocando una hipótesis fantástica en el centro de esta película: la posibilidad de que una niña pueda compartir dos madres, una biológica y otra de un orden diferente (que ni siquiera está viva, pero fue parte del pasado de su padre). En el comienzo me plagó una duda: ¿Por qué se considera la tecnología de ADN como definitiva? ¿Es posible que el problema de la identidad sea resuelto completamente por la biología? ¿Estamos, posiblemente, sobrestimando el valor de nuestro período histórico, como si fuera el último y definitivo? Y aquí la pregunta tomo este giro fantástico: ¿por qué no puede la maternidad en sí ser interpelada?" 


Para el director, "la película cruza un cuento de fantasmas para niños con la ciencia-ficción. A partir de los miedos más atávicos, Hija única fantasea con un mundo diferente, que ha sido soñado por cualquier persona que haya sufrido una gran pérdida (todo el mundo, en efecto): un futuro no muy lejano en el que la continuidad de amor y la vida no dependen únicamente de la genética, sino que pueden seguir otros caminos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada