viernes, 21 de octubre de 2016

"EL SECRETO DE KALINKA" SE ESTRENA EN LA ARGENTINA EL 15 DE DICIEMBRE

(Información de prensa) Un thriller altamente sensible. El secreto de Kalinka (Au nom de ma fille, Francia, 2016) se estrena en la Argentina el próximo 15 de diciembre (sí, hubo cambios). Protagonizada por Daniel Auteuil, Sebastian Koch, Marie-Josée Croze, Christelle Cornil, Lilas-Rose Gilberti, Emma Besson, Christian Kmiotek, Serge Feuillard y Fred Personne, la película basada en hechos reales está dirigida por Vincent Garenq. 


La muerte natural de Kalinka fue demasiado misteriosa e inentendible. Sólo su padre, el contador André Bamberski (Daniel Auteuil) intentará hallar esas explicaciones. Encontrará en el doctor Dieter Krombach (Sebastian Koch), la pareja de su ex esposa Dany (Marie-Josée Croze), a un sospechoso muy bien relacionado, y en Dany a un ser indolente y nada dispuesto a desconfiar de Dieter. 


Pero su verdadero enemigo pasará a ser el Estado, las burocracias parecieran oponerse a veces a la búsqueda de la verdad. Una historia que avanza a ritmo constante, que enoja y perturba. André, aislado, perseguido y abandonado, será un investigador sagaz, un estratega obstinado e intenso que en soledad hará lo imposible por llegar al fondo de esta historia, no siempre respetando los estrictos mandatos de las leyes. 


"Seguí la historia de André Bamberski y había visto su libro Así que se haga justicia -contó Garenq-, pero evité leerlo de inmediato porque pensé que después de Se presume culpable, no sería sensato hacer otra película sobre un caso judicial. Pero terminé cambiando de opinión. Compré el libro y me sentí abrumado por la emoción. Lo leí en una sola noche. Me impactaron su perseverancia y tenacidad. En 30 años nunca abandonó su lucha y fue absolutamente obsesivo respecto de que se conociera la verdad y se obtuviera justicia para su hija. Con el tiempo se convirtió en un experto legal y a menudo sabía más que sus abogados. Nada logró detenerlo y al final se las arregló para superar el estancamiento de los sistemas judiciales de Francia y Alemania. Eso fue alimento para el guionista. Hay un lado heroico, muy cinematográfico, pero también es una historia sobre la paternidad, lo que realmente me tocó una fibra sensible porque tengo dos hijos que son lo mejor que me ha pasado. La paternidad es algo fundamental para mí y está en el corazón de todas mis películas". 


Para Auteuil, "Vincent es un director importante. Sus películas son fuertes, poderosas, artesanales, sólidas. Hace algunos años me ofreció ser parte de una de ellas, pero yo tenía otros compromisos, así que tuve que rechazarlo. Cuando regresó con este guión, yo casualmente estaba libre. Lo leí de un tirón y de inmediato le dije que lo haría. En el panorama del cine francés hay pocas historias de este tipo que son ambiciosas y humanas. Fue una oportunidad para mí para interpretar otro de esos papeles que tanto disfruto, como el de The Adversary, por ejemplo. André Bamberski sin duda habría vivido la vida de un hombre común. La muerte de su hija sacó una increíble fuerza y coraje en él, y él se convirtió en un personaje extraordinario, hasta el punto de que con su historia se hizo un libro y ahora una película, en la que me toca interpretarlo". 


Dijo la prensa: 
John Hopewell (Variety): Por un lado, la batalla por probar la culpabilidad por el asesinato de su hija. Por el otro, la historia de amor de un padre para con su hija y un tributo a los padres. Ambos tópicos forman la columna vertebral narrativa, estilística y el tono de la película. 


Lucero Solórzano (diario Excélsior): Un drama fuerte, descarnado, pero sobre todo, muy bien contado y que mantiene nuestro interés. 


Carlos Jesús González (Cine Premiere): Acá no hallaremos nada de esa pirotecnia sensiblera a la que nos tiene acostumbrados Hollywood. En cambio sí encontraremos rastros claros de ese cine verité que los europeos en general, y los galos en particular, suelen cultivar en su celuloide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada