miércoles, 14 de septiembre de 2016

P4TRIOTAS: SUBORDINACIÓN Y VALOR

P4triotas. Autor: Emilio Utrera. Portada: Emilio Utrera. 54 páginas en blanco y negro. Edición de autor. Argentina, agosto de 2016. 

La aparición de un nuevo laburo de Emilio Utrera bien vale un viaje hasta Rosario. Para mi desgracia, otra vez me quedé sin ir al CrackBangBoom, la gran fiesta anual de la historieta en donde se presentó, se vendió (y, si no me equivoco, se agotó) P4triotas, aventura unitaria protagonizada por un peculiar grupo de superhéroes autóctonos, permeado también por el universo simbólico asambleísta que, a esta altura, me parece, ya forma parte de la identidad autoral del creador de Barras y La toma
Para mi suerte, el amigo Nacho sí se fue hasta Rosario. Y, lo más importante, volvió con su P4triotas en la mochila, me lo prestó amablemente y me obligó a devolvérselo (algo que, claramente, no debería haber hecho). Pero vayamos a lo que importa, la historieta, un nuevo hito en la carrera de un artista dúctil y sólido, visceral y potente, claro y accesible a la hora de atraparnos con sus ficciones de sustrato complejo y narrativa envolvente. 



Con una fuerte impronta argenta que nacionaliza las múltiples referencias de un género eminentemente anglosajón, Utrera nos presenta el regreso de los P4triotas en medio de una epopeya que les queda demasiado grande. Diez años después de su última aparición pública, haciendo frente a una invasión que busca quedarse con el control del poco petróleo que los invasores todavía no poseen, los cuatro superhéroes locales (literalmente fabricados en los EE.UU. y comprados por la Argentina) se debatirán entre cumplir órdenes o hacer Justicia. Algo complejo cuando se trata de paladines que son propiedad del Estado Nacional y la relación entre el Estado Nacional y los invasores está delimitada por cláusulas secretas de un contrato poco transparente. 



Con el telón de fondo puesto sobre la explotación de los recursos naturales no renovables, Utrera dispone las piezas de un futuro cercano tan distópico como factible, atravesado por las memorias de la Guerra de Malvinas y la crisis de 2001, la sombra de acuerdos internacionales desventajosos para nosotros, o los interminables negociados políticos, empresariales y sindicales que terminan apretando sólo a la clase trabajadora. Pero que aquí aparecen en estado mayormente discursivo, con bajo impacto directo sobre la trama central. Quizá porque el eje está puesto en el sentido trascendente del heroísmo, la naturaleza de la abnegación y el significado del amor a la Patria, aunque sea una Patria adoptada. O, tal vez, por eso. 
Fernando Ariel García 

Link: 
La toma (Fierro Nº 113)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada