lunes, 19 de septiembre de 2016

"OLVÍDALOS Y VOLVERÁN POR MÁS" SE ESTRENA EN LA ARGENTINA EL 22 DE SEPTIEMBRE

(Información de prensa) A sólo 15 días de un nuevo derrame tóxico de la mina Veladero, que administra la empresa canadiense Barrick Gold en la ciudad de Jáchal (San Juan, República Argentina) el Colectivo Documental Semillas presenta Olvídalos y volverán por más. Megaminería y neoliberalismo, documental de Juan Pablo Lepore que se estrena el 22 de septiembre en el cine Gaumont - Espacio INCAA km 0. Este estreno se realiza en el marco de una campaña de difusión y apoyo a los vecinos que vienen movilizándose en San Juan y en el resto del país contra la megaminería y el saqueo al que las empresas y gobiernos cómplices nos someten.


Desde que asumió el nuevo Gobierno el pueblo argentino ha sufrido ajuste tras ajuste, con tarifazos y despidos masivos, represión y devaluación, generando un malestar social creciente que se manifiesta en las calles, exigiéndole al pueblo trabajador que achique sus consumos de energía. La megaminería nace en los '90, comenzando con pocos proyectos y aumentando exponencialmente y, ya para este 2016, cuenta con más de 700, sumado a que es una actividad electrointensiva que consume colosales cantidades de energía. 


Este documental nos cuenta de dónde proviene esta metodología extractivista y cuáles son sus impactos en la salud de la población y la contaminación socio-ambiental en los territorios donde se instala, como así también cuál es la salida que ven los vecinos frente a este problema. 


Basados en el libro de Maristella Svampa y Enrique Viale, Maldesarrollo, y otros libros como Vienen por el oro, vienen por todo de Javier Rodríguez Pardo, que fue un pilar fundamental para la lucha contra la megaminería, este documental intenta mostrar la gravedad de los hechos que ocurren y el daño potencial en el agua de las futuras generaciones, ya que como se cuenta en la película, estas empresas se llevan todos los minerales, algunos más valiosos que el oro, y en 20 años nos dejan con las montañas destruidas, las aguas contaminadas y un problema que heredarán nuestros hijos si no hacemos algo al respecto. 


Esta producción apunta a socializar la información, algunas más básicas, otras más profundas, que van llevando al espectador a saltar a la acción y unirse a la lucha como protagonista de una realidad que se construye en conjunto. El pueblo que no recuerda su historia, está condenado a repetirla, y es ahí, en la memoria colectiva, en nuestra construcción del relato histórico, la que están escribiendo hoy las asambleas y vecinos en lucha de todo el país donde radica nuestra fuerza llena de actos concretos que están torciendo el destino que nos fue impuesto. 


El neoliberalismo ha cumplido un ciclo, dejando atrás desastres medioambientales, económicos, sociales y culturales, delitos de lesa humanidad avalados por fallos judiciales, rehenes de un ecocidio sistemático del cual no fuimos consultados. En el marco del derrame en Iglesia y Jáchal del 2015 y el nuevo derrame ocurrido el 8 de septiembre de este año nos sobran evidencias, legales y empíricas irrefutables para condenar a la megaminería y prohibirla en todo el territorio nacional. 


Es momento de levantar las banderas de las luchas ganadas, para continuar inspirando las actuales y las que seguiremos dando, demostrando en las calles que el poder es del pueblo, y que podemos pensar un proyecto construido desde abajo entre todos y todas, con bases sólidas de participación popular ciudadana y campesina, que contemple todos los problemas y sus soluciones actuales, para crear un presente de transformaciones profundas, un proyecto con un futuro para el buen vivir de las futuras generaciones. Este documental será estrenado en simultáneo en Montreal organizado por el CDHAL - Comité por los Derechos Humanos de América Latina. 


Palabras del director: Este proyecto nace desde la urgencia de poder contar qué estaba pasando con los pueblos donde este proceso extractivo se llevaba a cabo. La investigación comienza en el 2008, cuando estudiaba Diseño de Imagen y Sonido en la UBA y tuvimos que indagar sobre una problemática social. Elegí la contaminación ya que al buscar sobre el tema me sensibilizó cómo este sistema capitalista está organizado de una forma tal que hay territorios y pueblos sacrificables. Esa búsqueda también me lleva al inicio del Colectivo Documental Semillas, fundado por Nicolás van Caloen y yo, cuando comenzábamos a pensar como visibilizar las calamidades que provocan las políticas neoliberales y como contrapartida la organización popular en respuesta a todos estos males actuales y como metodología de trabajo ya que no sólo nos quedamos con la denuncia sino que mostramos necesariamente como los pueblos se arman en su defensa como ejemplo para otros casos similares. 


Trabajar abiertamente con las asambleas fue algo que también caracterizó al Colectivo, como axioma de una praxis que genera mayor veracidad en lo que se está narrando. Visitar Andalgalá en el 2010 a pocos meses de haberse conformado la Asamblea El Algarrobo fue también un hecho que marcó este documental. Conocer su lucha y armar junto a ellos un documental que se llamó Transmitir la resistencia, el cual tuvo su estreno simultáneo el 22 de julio de 2010 en Montreal y Andalgalá fue algo importante para nosotros. 

Juan Pablo Lepore preso en Canadá

Y luego pude viajar a Canadá donde en el marco de las manifestaciones del G20 en Toronto (26 de junio de 2010) fui arrestado junto con más de mil personas en una especie de estado de sitio que se daba en las calles. Estuve arrestado 10 horas por filmar el accionar policial de arrestos masivos donde luego nos llevan a un centro de detención en los estudios de filmación de Toronto que la Policía alquiló colocando unos jaulones para meter a los manifestantes durante el evento. Al salir pude editar las imágenes que había filmado y en coordinación con el CDHAL (Comité por los Derechos Humanos de América Latina) sacamos este video:


Luego, dos meses después, me detienen en mi departamento donde estaba viviendo en Montreal, me llevan a Toronto debido a una causa por destrucción de la propiedad privada y portación de armas peligrosas, asociado a las manifestaciones en el G20. Esto genera un antes y después en mi lucha, logrando más convicción y compromiso, al asumir que por las acciones que cometemos podemos perder la libertad y la vida, como se narra en Olvídalos y volverán por más, donde decenas de militantes son asesinados por defender su territorio. El documental genera un antecedente y pone de manifiesto que este sistema avanza dejando mucha sangre derramada, y ante este escenario debemos intervenir en la realidad que se nos presenta como inamovible y transformarla, desde abajo y con la participación de todas y todos. 


¿Por qué el título? Olvídalos y volverán por más remite a la memoria de los pueblos, basado en la canción del disco Víctimas del vaciamiento de la legendaria banda Hermética, que marcó un antes y un después en la escena rockera argentina de los '90, en pleno auge menemista. Este disco y este tema en particular representaba todo eso que nadie decía y planteaba que si uno no tiene memoria de los errores, posiblemente pueden volver a ocurrir, como nos está pasando con el Gobierno actual. Por ese motivo, también es un homenaje a la banda que tan bien supo expresar lo que muchos sentían acerca de ese gobierno neoliberal. 


Creo que es momento de hacer todos los esfuerzos posibles para evidenciar los males que venimos padeciendo, como lo es la megaminería desde Carlos Menem, pasando por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, que han profundizado el modelo extractivista; y finalizando con Mauricio Macri, un Gobierno directamente manejado por los CEOs de las empresas, logrando la síntesis del modelo neoliberal de contaminación y saqueo a gran escala, y que ante todo esto sólo nos resta organizarnos y luchar, cada uno desde donde sabe, desde donde pueda aportar, y como parte del Colectivo Documental Semillas creemos que el documental cumple un rol esencial en la construcción de una realidad donde todas y todos estén incluidos, un mundo más justo e igualitario que tenemos que formar con actos concretos, día a día. 


Juan Pablo Lepore: Nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en abril de 1982, cursando sus estudios secundarios con formación técnica. En 2005 comienza sus estudios universitarios en la Universidad de Buenos Aires, en la carrera de Diseño de Imagen y Sonido. Desde 2007 comienza a trabajar en el área de post-producción para trabajos de estudiantes y luego para particulares. En 2008 hace su primera experiencia documental sobre la contaminación de los rellenos sanitarios del CEAMSE de González Catán. En 2009 comienza un viaje por la Argentina y Latinoamérica, llegando hasta Canadá donde vive tres años haciendo contactos con la militancia local. A partir de 2010 comienza el proyecto Documental Semillas, que en forma de cortos documentales muestra el trabajo de filmación hecho en los distintos viajes, conociendo organizaciones sociales de base en lucha contra el sistema capitalista. 


Luego en 2013 regresa a la Argentina y con el tiempo arma el Colectivo Documental Semillas y en noviembre de 2014 estrena como director su primer largo en cines: Sin patrón, una revolución permanente. Luego de una gira por facultades y fábricas recuperadas, el 1º de octubre de 2015 estrena La Jugada del Peón, el agronegocio letal, un documental que ha recibido muy buenas críticas y la aceptación de las asambleas que luchan contra Monsanto y el sistema agroindustrial contaminante, pasando por más de 50 proyecciones en todo el país incluyendo universidades y foros nacionales e internacionales, tomando al documental como parte de una herramienta actual y profunda sobre la temática, desde una visión integral de la resistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada