lunes, 30 de enero de 2012

EL ETERNAUTA (EDICIÓN VINTAGE) / L'ETERNAUTA: ARTE Y OFICIO

En la última década, El Eternauta ha visto reverdecer su vida editorial, transitando dos nuevas sendas que apuntan a devolverle la máxima calidad artística a una obra que reconoce serios maltratos en el terreno de la reproducción a escala masiva. Por un lado, se restauraron las sutilezas del trazo de Solano López, invisibilizadas en los viejos procesos de impresión. Y por otro, se ha recuperado el sentido secuencial original de los episodios con continuará, albergados por el Hora Cero semanal durante casi dos años.


Cerca del 83 % de las páginas originales fueron escaneadas y reprocesadas para la edición italiana de 001 Edizioni

Como El Ciudadano, la historieta de HGO y Solano trasciende cualquier soporte y formato con que se la presente. La potencia de su mensaje, la vitalidad de sus planteos, conforman su identidad intransferible, más allá de las variantes utilizadas para la amplificación de sus contenidos. Pero acceder a las últimas ediciones argentina e italiana de este clásico del noveno arte representará para los lectores una bienvenida novedad. Obviamente, El Eternauta continúa siendo el mismo que veníamos leyendo hasta ahora. Y no. El salto cualitativo, en este caso, viene dado por el trabajo editorial de dos grandes artistas y artesanos de su oficio: Javier Doeyo (para la edición argentina) y Antonio Scuzzarella (para la edición italiana).


La Edición Vintage argentina recupera las publicidades de la época y la dinámica de lectura folletinesca

Y digo artistas y artesanos porque, lo quieran o no, lo busquen o no, Doeyo y Scuzzarella pertenecen a la vieja escuela del movimiento Arts & Crafts (literalmente, Artes y Oficios), sabedores de su invalorable rol como mediadores entre la expresión emitida por la obra y la impresión que ésta causa en el receptor. Al igual que El Eternauta, ambos editores reivindican la primacía del ser humano por sobre la máquina, poniendo la tecnología industrial al servicio del Hombre. Potencian la espiritualidad y la imaginación, combinándola con la perfección técnica, porque el trabajo artesanal y la dignidad artística van siempre de la mano. Conocen la correspondencia existente entre las artes y el pensamiento crítico; y gracias a su destreza resaltan la nobleza de la obra sin descuidar la belleza del objeto.


En sus respectivos apartados introductorios, ambas ediciones incluyen las portadas originales que el Hora Cero semanal dedicara a El Eternauta

Cada uno, a su manera, fomenta la íntima conexión que debe existir entre la impresión y el original. Claro que, hablando de historietas, el concepto de “original” puede ser abordado de diversas maneras. Sin quererlo, sin buscarlo, Doeyo y Scuzzarella se han complementado a la perfección. Scuzzarella persiguió por toda Italia, durante años, las páginas originales de Solano. Y su L’Eternauta las reproduce con una profunda claridad nunca antes alcanzada, dejando testimonio de la reconocida estatura gráfica de Solano. Doeyo, con su Edición Vintage recupera la dinámica de folletín que El Eternauta portó consigo en su primera publicación, con las viñetas capitulares, las escenas redundantes, las publicidades y hasta el capítulo paralelo aparecido en el Hora Cero Extra Nº 1, que el formato libro había dejado de lado. En realidad, ambos han hecho palpable la tensión dialéctica existente entre la obra, el tiempo que le tocó habitar y las condiciones creativas y laborales de la época.



Las dos versiones originales de El Eternauta en las ediciones complementarias de Antonio Scuzzarella (arriba) y Javier Doeyo (abajo)

Jugando con la metáfora de la cebolla, podríamos decir que ambos editores han incorporado nuevas/viejas capas de sentido a una obra marcada por la construcción de sentido. Han resaltado lo eterno de El Eternauta, respetando la premisa declarada por Oscar Wilde (uno de los fundadores del Arts & Crafts) en el lejano 1882: “Una obra de arte es eternamente joven porque es eternamente bella”.
Fernando Ariel García


El Eternauta. Edición Vintage. Guión: Héctor Germán Oesterheld. Dibujos: Francisco Solano López. Portada: Dibujo de Francisco Solano López, diseño gráfico de Germán D’Agostino. Editor: Javier Doeyo. 384 páginas en blanco y negro. ISBN: 978-987-9085-54-7. Argentina, enero de 2012.


L’Eternauta. Guión: Héctor Germán Oesterheld. Dibujos: Francisco Solano López. Traducción: Giliola Viglietti. Portada: Francisco Solano López. Editor: Antonio Scuzzarella. 384 páginas en blanco y negro y a color. 001 Edizioni. ISBN: 978-88-96573-27-3. Italia, abril de 2011.

5 comentarios:

  1. Hola Fernando. ¿Donde se puede conseguir la versión italiana?
    PD: Felices vacaciones en Brasil. Aprovecha y traete la edición Brasilera. ;)

    ResponderEliminar
  2. Fernando, los brasileños Cedraz y Lucas gostarian muchisimo de encontrar vos en Salvador.
    Cedraz es un fantastico y tradicional historietista, creador de la Turma do Xaxado.
    Lucas Pimenta es un joven guionista y fue seleccionado en Angouleme.
    Elles viven en Salvador y poderian apresentar vos la Comiqueria RV en Rio Vermelho (adonde podes adquirir El Eternauta en portugues).
    Sus enderezos eletronicos siguen en mensage que yo ha enviado!
    Por e-mail Cedraz envia sus telefones:
    Abrazos y buenisima vacacione

    ResponderEliminar
  3. NOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!
    Me quiero matar. En Salvador no abrí internet ni revisé los mails. ¿Y qué me perdí? De conocer a Cedraz y Pimenta y Bira, de comprar los libros que estuve buscando (inútilmente, en la librería del shoppping Barra), incluida la edición braileña del Eternauta, en la Comiquería RV. No hay nada que hacerle, ya estoy en Baires y voy a tener que volver a Salvador.
    Pensándolo bien, no es mala idea.

    ResponderEliminar
  4. José Luis:
    La edición italiana de L'Eternauta de 001 Edizioni se comercializa sólo en Italia. Pero podés probar suerte en el sitio web de la editorial: www.001edizioni.com/book/leternauta/

    ResponderEliminar
  5. Juajauajaujaaujaja
    Gran Fernando, no faltaran oportunidads para que volves a Brasil y Salvador.
    Sen duda, vamos nos conocer en carne y osso!
    Saludos desde Campinas!

    ResponderEliminar