martes, 10 de enero de 2017

"SIN NADA QUE PERDER" SE ESTRENA EN LA ARGENTINA EL 2 DE FEBRERO

(Información de prensa) Del autor de la aclamada Sicario, el próximo 2 de febrero llega a la Argentina Sin nada que perder (Hell or High Water, EE.UU., 2016), filme de David Mackenzie protagonizado por Jeff Bridges, Chris Pine y Ben Foster, acompañados por Gil Birmingham, Katy Mixon, Dale Dickey, Kevin Rankin, Melanie Papalia, Lora Martinez-Cunningham, Amber Midthunder, Dylan Kenin, Alma Sisneros, Martin Palmer, Danny Winn, Crystal Gonzales, Terry Dale Parks, Debrianna Mansini y John-Paul Howard. 


Tanner (Ben Foster) y Toby Howard (Chris Pine) son dos hermanos que viven en el estado de Texas y que, tras la muerte de su madre, se proponen atracar el mayor número de bancos de la zona en un breve periodo de tiempo. Pero ellos no son atracadores profesionales, uno es un ex convicto y el otro es un padre divorciado con dos hijos. Su objetivo es reunir la cantidad de dinero necesaria para no perder la granja familiar que el banco les reclama por falta de pago, que es lo único que tienen y por lo que han luchado toda la vida. Su plan es pagar al banco con la misma moneda y será una carrera a contrarreloj porque los Rangers de Texas, con el veterano Marcus Hamilton (Jeff Bridges) a la cabeza, están pisandoles los talones. 


Hell or high water, la expresión coloquial que da título en versión original a esta película de David Mackenzie, escrita por Taylor Sheridan (Sicario) se utiliza en la lengua inglesa para subrayar la determinación de llevar a cabo una acción "pase lo que pase". La historia de Sin nada que perder es, a primera vista, muy simple: Dos hermanos con mala suerte roban bancos para saldar sus deudas, y serán tenazmente perseguidos por un legendario Texas Ranger a punto de retirarse. Pero por debajo de las dos claras líneas entrelazadas de la trama, se encuentran las corrientes que profundizan en la familia, la masculinidad, la lealtad, la familia y los ciclos históricos, y la forma en que un nuevo mundo de codicia sin rostro está colisionando con el viejo oeste individualista. 


"En el pasado -declaró el británico David Mackenzie- yo estaba incómodo con la noción de cine de género, estaba tratando de hacer películas que fueran originales y diferentes, películas que sólo se encontrarían en los extremos de la idea de género por defecto. Pero mi última película, Convicto, era necesariamente una película de género y fue la primera en la que traté de abrazarlo completamente, a pesar de que también hay una historia de contrabando o un drama familiar en el centro de la misma. Y si bien Sin nada que perder es un western en muchos aspectos, también tiene el ADN de una película de robos, una película de colegas y una Road Movie, así como un drama familiar. Para mí, lo que hace que esta película sea tan emocionante es que, entre todos los elementos de género, hay una reflexión sobre temas de la vida norteamericana contemporánea: El racismo, las armas, los abusos de los bancos, la desaparición del viejo oeste y de sus valores, la ruptura de las familias y la sociedad, la necesidad de hacer las cosas uno mismo. Como extranjero, era un privilegio tratar de tomar una instantánea de alguna manera de la nación en este año electoral. Traté de hacer una película que se sintiera tan estadounidense como fuera posible, y sentí la obligación de ser lo más respetuoso posible con el sentimiento del país". 


Dijo la crítica: 
Owen Gliberman (Variety): Una película electrizante. Un thriller con acción, drama y crimen. 
Jasmin Valjas (The Upcoming): Un extraordinario film". 
Peter Bradshaw (The Guardian): Bridges crea un personaje formidable. Pine y Foster logran una nueva madurez en sus actuaciones. 
Richard Lawson (Vanity Fair): Impacto Puro. 
Richard Roeper (Chicago Sun-Time): Una película clásica en formato moderno que viaja por carreteras familiares, siempre con un giro fresco y original. 
David Rooney (The Hollywood Reporter): Una estremecedora historia de forajidos con perspectiva socio económica y un rico sentido de la atmósfera. 
Peter Travers (Rolling Stone): Una hipnótica película con una intensidad arrolladora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada